buscar parejas
 
 
amor   amor
 
 
amor   amor

 
   
 

 

Violeta y su Historia de amor

 

¿Crees en al amor verdadero?

Mi nombre es Violeta, y como tu, en otro momento de mi vida hubiera contestado que no, cegada por las banalidades del mundo actual,  los viciados sentimientos y absorta de ambición por conocer algo que creí solo era producto de la imaginación de los grandes poetas y guionistas de películas.

Cansada de ver el fracaso de relaciones maritales que al principio derramaban miel y auguraban un futuro feliz; de sentir en carne propia ilusiones que resplandecían al principio como el sol y terminaban tan repentinamente como empezaban distorsionando cada vez más la definición que conocía del amor. Algunas de estas me hicieron pensar que talvez así debía de ser, que estaba esperando mas de lo que en la vida real era posible… esta es solo una de las tantas explicaciones que por inercia mi mente buscaba, aunque no era algo que importara mucho para mi  edad, pensaba en seguir el camino de muchos: terminar una carrera para ser alguien exitoso, sin sentir la necesidad de tener a alguien a mi lado, pensaba que si antes no había necesitado de amor no tenia porque necesitarlo en ese momento.

amor-violeta

Un día ocioso y haciendo uso innecesario de la tecnología entre a un Chat en Internet, ocultando mi rostro y mi personalidad en un sobre nombre: swenice. En el mismo momento entro otra persona que me saludó  llamo mi atención. De inmediato seguimos todo el estándar de preguntas que se hacen dos personas que se quieren conocer, después de algunos minutos la persona detrás del sobrenombre JIA comenzaba a tener forma, muy interesante para ser precisa. Después de ese día dejaba todo lo que estaba haciendo a las 7 en punto para entrar a platicar con ese niño, pues desde el principio encontré muchas afinidades que  me parecían interesantes. Así resulto que vivía en una ciudad cerca de la mía, se había graduado de la Universidad en la que yo estoy, por lo mismo conocía a algunos de mis maestros, ese fue un buen motivo de plática por algunos días…

Te soy sincera: nunca me gusto esto del Chat. Pensaba que no tenia ningún sentido platicar con personas ke quizás nunca conocerías en persona, para que enterarte de sus problemas si con los tuyos tienes bastante, en fin… Conforme pasaban los días me interesaba mas en Jía, me gustaba lo que me decía que hacia, y sobre todo me llamaba la atención que no me hablaba en plan de ligue como casi siempre es por estos medios porque  no te ven, no te conocen realmente y puedes construir si deseas algo que no eres, pero él no era así, ahora lo sé. Como buena aspirante a reportera, pregunte de todo, y al llegar al punto de la vida amorosa se concreto a explicar ke no tenia novia y su relación pasada no fue muy buena, sin mencionar mas detalles.  La primera vez que lo vi fue vestido con bermudas, sin camisa y con lentes en la playa de Cabo San Lucas… aún guardo esa foto en mi PC.

amor-clasico

Un día después de un mes de pláticas por Internet le pedí que nos conociéramos, él acepto y me entusiasmo mucho, pero a la vez me daba cierto temor de ke no fuera lo que hasta ese momento parecía, porke: “nunca sabes lo ke pueda pasar, es muy arriesgado conocerlo, ¿que tal si te quiere hacer algo?” como decía mi amiga, quien incluso se ofreció a acompañarme a la cita. El punto de encuentro ke elegimos fue la alameda de mi ciudad, en la banca que esta frente a la Biblioteca pública. Por cierto ese día parecía ke todos sabían lo ke tenia planeado e intentaban sabotearlo; me refiero en particular a mi mamá, que precisamente ese día y una hora antes me pidió que fuera al banco, le insistí en ke tenia planes para la tarde pero dijo ke seria rápido, ke saliendo de ahí tenia toda la tarde libre. Cuando llegue al banco me alegre porke no había tanta gente, así ke me relaje un poco y comencé a planear que seria lo primero ke le diría, a imaginarme su sonrisa, sus ojos… tan perdida estaba en mis pensamientos ke no me di cuenta ke la fila no avanzaba, ¡¡¡había caído la red y duraría allí mas tiempo del planeado!!!

No me aguantaba el coraje, ya casi era hora y la alameda me quedaba como a 20 minutos del banco. Pensaba en qué podía hacer, mi mamá había sido muy exacta en sus instrucciones, pero tampoco podía dejar a Jía plantado en nuestra cita. En eso comenzó a avanzar la fila, pero muy lentamente. Apreté los dientes cuando el reloj me indico ke la hora acordada había llegado, y frente a mi en la fila solo quedaban 5 personas!!

amor-corazon-violeta

En cuestión de segundos tome una decisión…

Salí corriendo del banco mientras le rogaba a Dios ke Jía no se fuera. Tome el bus ke me llevaría a la alameda, deseando ke por algún milagro le salieran alas y llegara rápido. Cuando al fin llegué, corrí hasta la banca en donde nos encontraríamos y se me llenaron los ojos de agua al verla vacía por el enorme coraje que sentía. Por instinto al sentir la mirada de alguien volteé la vista y me encontré con un joven alto vestido con camisa azul cielo mirándome con una expresión interrogante. Fueron unas milésimas de segundo las que nos observamos, tratando de relacionar las descripciones que nos habíamos brindado el uno del otro.

--¿¿Jía…???

--¿¿Viraflow…?

Aún recuerdo la magia de esa sonrisa que ilumino su rostro al verme por primera vez, y el movimiento acelerado en mi pecho provocado por mi corazón. Después de disculparme por la demora comenzamos a platicar largo y tendido sobre cosas que en verdad ya no recuerdo, pues estaba en ese momento observando, como pocas veces se hace, como si quisiera abrir más los ojos para abarcar más espacio, atenta a cada gesto, cada movimiento, escuchando su voz…

Aquella tarde mágica se vio truncada por una llamada a su celular de su mamá porque lo necesitaba para algo.

¿Tu historia de amor merece ser contada? Envíanos tu historia aquí

 

Ver también » ¿Qué es una historia de amor?
Ver también » REGALOS DE MUJER

 
 

» volver a Encontrar tu Pareja HOME

© www.encontrartupareja.com - Todos los Artículos se hallan debidamente registrados bajo derechos de autor