Los aniversarios son fechas que no pueden pasar desapercibidas de ninguna manera, éstas representan o recuerdan un momento crucial en nuestras vidas: cuando lo conocimos a él, nuestra alma gemela. ¿Cómo sabemos si nuestro hombre siente lo mismo que nosotras en esta fecha?, uno de los indicios radica en la forma del agasajo.

No siempre será necesario que nos lleve a “sitios costosos” pero sí debemos pretender que ponga un poco más de empeño que en otras salidas. Festejar el aniversario en el “lugar de siempre”, le resta varios puntos; la idea es hacer algo diferente, porque es una fecha diferente. Lo mismo ocurre con los regalos, no es necesario que nos obsequie artículos costosos, sino que se tome el trabajo de pensar y averiguar qué es lo que queremos. Un excelente regalo puede también ser un libro o un disco, todo depende de la persona.