Cuando una relación se termina comienza el sufrimiento y el efecto “post ruptura”, terminar con alguien no es fácil, y cuando existen trámites legales en el medio es peor porque tenemos factores como la división de bienes y ganancias. Nosotros tenemos algunos tips que pueden ayudarte a superar esta difícil etapa.

Si estamos por adentrarnos en nuevas relaciones, no debes comparar a la otra persona con nuestra/o ex. Todos somos distintos y hemos vivido diversas experiencias. Segundo, siempre debemos pensar que de la nueva experiencia que se asoma, resultará algo positivo, y no ponernos trabas a nosotros mismos. Si nos hemos divorciado pero tenemos hijos, lo mejor es acompañarlos en este proceso de divorcio que para ellos resultará más doloroso que para nosotros. Cuídalos, siempre mantente presente y comparte tiempo de calidad con ellos para que vean que su padre/madre se ha separado pero no los ha abandonado.