Cuando los años pasan, las relaciones suelen desgastarse, y es por eso que siempre decimos que “las relaciones deben construirse y renovarse días tras día”, si esto no sucede, entonces el amor se desvanece como ocurre con la tolerancia. Muchas mujeres se quejan afirmando “él no quiere remar más”, aquí viene la pregunta obligada: ¿Qué hacemos entonces?.

La respuesta depende del tipo de hombre como de mujer, nosotros te damos algunos consejos para que lo ayudes a tener esa tolerancia y es ímpetu para seguir aportando amor y dedicación a la relación. Ante todo, debemos evitar los comentarios de más: “¿cuánto te costó esto?”, “¿Por qué no me avisaste que ibas a salir con tus amigos?”, etc. Esto influye negativamente en el desarrollo de la relación haciendo perder la paciencia fácilmente. Alentar a que él haga lo que desee: jugar al fútbol, realizar sus hobbies, tener tiempo para él, es algo que también puede ayudarlo a que valore más el vínculo existente.