El momento de hacer la pregunta crucial de matrimonio, es un suceso de enorme relevancia tanto para hombres como para mujeres. Le daremos algunos consejos importantes e ideas para proponer matrimonio, con el fin de que se convierta en algo que siempre recordará. Muchas encuestas muestran que un 85% de las mujeres dijeron que estaban decepcionadas con la forma en que les hicieron la propuesta de matrimonio. Tenga en cuenta que la planificación, más que el dinero, será el pilar fundamental a la hora de proponer matrimonio.

La mayoría de los hombres echan a perder la propuesta de matrimonio por tirar demasiado dinero en ella y no el suficiente tiempo para el pensamiento y la planificación de la misma. Si usted ama a su novia y su sueño es tener todos los días a su amada a su lado y ve sus defectos como cualidades, eso significa que ya está listo para unirse en matrimonio. Una vez que ya esté seguro de ello, es el momento del compromiso, ese instante de pedir la mano de su amada. Pero cuidado, que ese día quedará grabado para siempre en nuestra memoria y en el recuerdo de nuestra novia y futura mujer.

Una idea puede ser dibujar y mostrar un buen lema como ¿quieres casarte conmigo?” ubicado como un pasacalle antes de su regreso del trabajo, en la cuadra previa a su casa por ejemplo. Otra idea es espolvorear la cama con pétalos de rosa y escribir ¿quieres ser mi esposa? y agregar bombones. También existe la opción de llegar caminando a un parque en la oscuridad, a la luz de la luna, vendarle los ojos e instalar rápidamente una serie de mini fuegos artificiales para hacerle la petición con una lluvia de meteoritos.

También puede preparar una pequeña búsqueda del tesoro romántica como si fuera un rompecabezas hasta guiarla a la casa y llevarla hasta el anillo ubicado en la cama o en algún lugar especial para ella o para ambos. Otra opción es comprar varios hilos de luz (que pueden servirle de la navidad pasada) e instalarlos en su jardín o en el balcón, y escribirle de forma impactante “cásate conmigo!”. Otras ideas pueden ser organizar un picnic en la playa con velas, mantel a cuadros y vino tinto. En el momento de la puesta del sol, simplemente llévela hasta la orilla donde previamente usted haya dibujado en la arena un corazón y el pedido de matrimonio, y ahí será el momento de ponerse de rodillas y ofrecer el anillo.