San Valentín es un día para pasar exclusivamente con tu pareja, y sería divertido que organices algo romántico para sorprenderla. Por ejemplo, una buena idea es ir a un mirador. Te propongo que prepares una canasta con comida, y organices un pic nic al atardecer; lleva a tu pareja a un mirador ya sea de una zona de montaña o costera y pasa allí tu rato romántico mirando el atardecer, y luego las estrellas.

Otra de las ideas románticas para San Valentín que puedo darte es la de ir recorriendo diferentes lugares de comida durante la misma noche o, por qué no, durante el día. En este caso puedes ir a desayunar a algún lugar, almorzar en otro, pasar la tarde paseando con tu pareja y luego para la cena llévala a un restaurant romántico. En el caso de que quieras hacer todo la misma noche, puedes elegir un lugar para comer, otro en donde comer el postre y un último lugar para disfrutar de un café o alguna infusión. En el caso de que no sean personas a las que les entusiasme mucho la idea de salir, ve a lo sencillo: una cita en casa.