Parece ser que el encanto de los hombres no solo se limita a las actividades varoniles o muy masculinas, decimos esto porque una investigación llevada a cabo por un equipo de neurocientíficos en Londres arrojó resultados sorprendentes. Se cree que 7 de cada 10 mujeres consideran a su pareja muchos más sexy cuando está en la cocina, ya sea preparando un menú o lavando una taza.

El estudio reveló las respuestas mentales, emocionales y fisiológicas de las mujeres, las cuales se excitaban más cuando veían a su hombre preparando un omelette o haciendo una pastel. Esta tendencia se impuso sobre los sentimientos ante un hombre con un taladro o motosierra. A esto debemos sumarle que las mujeres se sentían mucho más felices cuando recibían ayuda en la casa, incluyendo el planchado o algún arreglo de construcción; una manera de decir “me preocupo por ti”.