Las polleras para gorditas se confeccionan en una amplia variedad, de acuerdo con el tipo de cuerpo y con la altura. Para que una pollera quede bien es necesario tener en cuenta una serie de factores para destacar lo mejor, y disimular lo que debe ser ocultado, pero lo más importante es que te sientas cómoda. Las mejores polleras para gorditas son las de corte recto, ya que disimulan la cintura y las caderas anchas. El largo puede adaptarse al tipo de piernas y a la altura. Las polleras para gorditas deben combinarse con camisas o remeras largas ni muy ajustadas ni muy anchas, y que siempre se luzcan por encima de la pollera, jamás  por dentro, porque el impacto visual ensancha. Recuerda que las polleras resaltan la cintura.

Las polleras para gorditas negras o de colores oscuros son las más sentadoras, y si te parecen colores apagados los pueden resaltar con un tono vivo en la parte superior o un estampado minimalista. Hay otros modelos de polleras para gorditas de diferentes cortes, pero recuerda que cuando no se tienen una talla clásica, la tendencia de la moda se descarta y se usa lo que mejor te sienta.

Las polleras para gorditas no deberían ser estampadas porque acrecientan el volumen, en cambio un rayado vertical y discreto, en gris y negro, en negro con rayas finitas blancas y otras opciones similares, podrían sentarte muy bien. En la actualidad las tallas grandes tienen un surtido muy amplio, y gracias a esto podrás probarte muchos modelos de polleras. Si no tienes las rodillas muy anchas puedes atreverte a lucirlas con un largo de pollera que quede encima o la mitad de éstas. Hay chicas gorditas jóvenes, que lucen muy bien polleras semi acampanadas y hasta con un estampado de dibujos pequeños.

Las polleras para gorditas se confeccionan según la edad, la altura y el peso, por esta razón cada una sabrá el modelo que le quede más sentador. Cuando te vistas con pollera, trata de usar zapatos con tacones, porque aumentan tu estatura, así  parecerás  más alta, y se afinará tu silueta. Las telas de las polleras no deben ser elastizadas, ni adheridas al cuerpo, sino más bien flojas,  pero marcando el contorno.  Siempre debes elegir diseños que no aumenten tu volumen. La importancia de las telas es algo a tener en cuenta porque es lo que le da el movimiento a la prenda.