¿Por qué fallan las dietas para adelgazar, seria la pregunta? Pero en realidad deberíamos pensar que no son las dietas sino que es uno mismo. La mayoría de las personas no están psicológicamente preparadas para hacer una dieta para adelgazar, ya que comer genera placer, y así  se crea un hábito muy difícil de controlar. La ansiedad es un estado que desemboca en la errónea necesidad de aplacarla comiendo. Entonces, deberíamos hacer un análisis para evaluar porque fallan las dietas para adelgazar.

Tener una vida saludable, en donde las funciones orgánicas estén equilibradas, otorga un bienestar incomparable, pero en la mayoría de las personas la realidad, lamentablemente es distinta. Cuando no se tienen buenos habitos alimenticios, es muy difícil mantenerse saludable, y ese es el principio de caer en el estrés, y en las dolencias físicas. Cuando se tienen unos kilos de más es necesario bajarlos para sentirse bien, y ni que hablar de las personas obesas o con un exceso de sobrepeso.

La palabra dieta para adelgazar suena a rechazo, porque implica un cambio en la alimentación, suprimir alimentos innecesarios, tener una rutina de ejercicios físicos para combinarlos con el plan de dieta, y deprimirse por pensar que se va a tener hambre, pero no es así. La mayoría de los seres humanos tienen la tendencia de solucionar sus problemas comiendo, sin darse cuenta por qué, en este caso comer es una acción mecánica. ¿Por qué fallan las dietas para adelgazar? Porque los pensamientos equivocados intervienen, dando lugar a los deseos, en lugar de a las necesidades.

Entonces para bajar de peso hay que prepararse mentalmente y tomar la decisión, una buena dieta incluye una variedad de alimentos, que cumplen la función de distribuir energia  en el organismo. En una dieta para adelgazar se debe suprimir el azúcar, los alimentos fritos en aceite o grasa, y las harinas refinadas, que traen tantos problemas de salud, es importante también  controlar las cantidades de comida que se van a ingerir, comer de mas afecta al aparato digestivo en su trabajo de procesamiento, por ende la persona se siente pesada, con molestias estomacales y dolor de cabeza.

Para que una dieta para adelgazar no falle es necesario cambiar los hábitos, no es un trabajo fácil pero es un buen desafío. Para adelgazar siguiendo una dieta hay que tener paciencia hasta lograr el objetivo y luego mantenerse,  una dieta rápida no es saludable.