Además de preparar la casa para la llegada de un bebe, hay que destinarle una habitación y planificarla con todo lo necesario para que tenga su espacio. Al comienzo el niño seguramente dormirá en la habitación de los padres porque es necesario tenerlo cerca, entonces habrá que preparar ese lugar para albergar al nuevo integrante de la familia. Además de tener la cuna, hay que contar con los elementos de higiene, pañales, ropa, blanquearía, etc. es decir que se debe equipar con todo lo necesario. Esto le brindara mucha comodidad a la mama.

A medida que el niño va creciendo, necesita su lugar para tener sus cosas y ese lugar debe estar decorado con diseños infantiles. Los colores de las paredes deberían ser preferiblemente claros, y la pintura plástica lavable, la iluminación es de vital importancia tanto la natural como la iluminación artificial, las cortinas deben dejar pasar la luz natural. La decoración debe ser cálida y acogedora, debe estar bien orientada para que sea fresca en verano y cálida en invierno y colocar solo lo necesario para que haya espacio. Preparar la casa para la llegada de un bebe es una tarea que se realiza de antemano programando el diseño de las habitaciones pensando en el niño cuando empiece a gatear. Es importante no tener adornos, lámparas de pie, ni objetos que sean peligrosos, colocar un disyuntor de electricidad para no tener accidentes lamentables.

Si la casa tiene escaleras, se debe colocar una baranda de protección, las ventanas y los balcones deben estar bien aseguradas con rejas u otras protecciones. Las puertas deben tener sistemas de seguridad para evitar que se cierren bruscamente y lastimen al bebe, cambiar la ubicación de los muebles y colocarlos de manera que no signifiquen peligro. La casa debe ser un lugar seguro para el bebe, por esta razón se deben tomar las medidas necesarias. La mama debe dejarse llevar por su intuición y preparar la casa en función de tan grato acontecimiento.

Prepararla casa para llegada de un bebe, significa cambiar muchas cosas que los padres consideren, lo importante es darle calidez en respuesta a la alegría que un niño recién nacido trae a la familia. La higiene de la casa es fundamental para la salud del bebe, y reubicar o redistribuir las cosas sería necesario para tener espacio suficiente para el cochecito, la sillita, una hamaca y un corralito.