Cuando terminamos una relación de muchos años nos cuesta una enormidad poder volver a nuestros viejos hábitos de soltería, es por ello que la primera sensación que tenemos es la de “querer volver con él/ella”, pero lo cierto es que, en ocasiones, esto no es recomendable. Nosotros te decimos los pros y contras de volver con tu ex.

Beneficios: las reconciliaciones no tienen defectos, sino que es como volver a vivir un noviazgo desde un principio. Todo será color de rosa, nuestra pareja estará siempre atenta a nuestras necesidades, será romántica, detallista, etc. Pero estos momentos son efímeros.

Desventajas: justamente la máxima desventaja es lo “efímero” de la situación. Si no recordamos por qué nos separamos en primera instancia será muy difícil llevar adelante la reconstrucción de una relación. Comúnmente las pareja que vuelven a estar juntas luego de haberse separado drásticamente, sufren nuevamente por no resolver problemas del pasado.