Enamorarse es hermoso, pero a veces convivir puede resultar un dolor de cabeza si no se establecen las normas adecuadas, que estemos enamorados no quiere decir que evitaremos los problemas de pareja. Para poder tener una relación o matrimonio felíz y duradero es necesario desarrollar hábitos que nos permitan superar conflictos. Nosotros tenemos algunos consejos para darte.

1- ataca el problema y no a tu pareja: identifica qué es lo que está interfiriendo entre ustedes y resuélvelo, las críticas destructivas no ayudan, debes aprender a discutir y así tú y tu pareja podrán resolver los conflictos juntos.

2- comunícate: escucharnos y ponernos en lugar del otro es vital en cualquier relación para poder llevar una sana convivencia. Debes dedicarle al menos unas horas a hablar y pasar tiempo con tu pareja, preguntarle cómo estuvo su día, cuáles son sus inquietudes, etc.

3- Acepta a tu pareja tal cual es: cuando te enamoras de alguien el error más común es intentar cambiarlo, puedes tratar de “negociar” algunos hábitos, pero no la esencia de la persona.