La vida es una sola y cada día debe vivirse como si fuera el último para poder sustraer de él lo mejor y aprender de lo peor. Muchas veces enfrentamos las relaciones de manera muy displicente y eso puede tornarse contraproducente; debemos ser un poco más extrovertidas y curiosas para obtener el 100% de efectividad en lo que buscamos.

Muchos creen que ser curiosa es un defecto, pero si sabemos aplicar esta características, puede llegar a convertirse en una virtud, siempre te recomendamos explorar aquello que llame tu atención o interés. Tratar de llegar al fondo de todo, si te gusta un libro léelo, si quieres hacer una reunión con amigas y romper con la rutina de la semana hazlo. Modificar ciertos hábitos del día a día cambia nuestra perspectiva y nos dice que las cosas “pueden hacerse de otra manera”. Lo mismo para enfrentar los problemas, no estresarse sino saber que para casi todo, hay una salida.