Cuando damos ese gran paso que es casarnos, muchas cosas cambian, pero lo cierto es que nos encontramos con una situación que debemos resolver lo antes posible: la celebración. Nosotros tenemos algunos consejos para que tu boda sea una experiencia inolvidable.

Ante todo, el primer consejo que te damos es que “capitalices” tu ansiedad, muchas veces la ansiedad no nos deja disfrutar de algo que debe ser único para todos. Para poder estar lo menos nerviosa posible, debes comer como descansar correctamente. Luego, lo que debes tener en mente son los aspectos esenciales de este evento: lista de regalos, cotillón, alianzas, ambientación, alquiler del salón, catering, vestido, etc. Todo esto debe ser resuelto al menos 2 meses antes de la boda, de lo contrario, si tenemos algún percance, no podremos solucionarlo a tiempo. Lo que podemos dejar para lo último serán detalles como la distribución de las mesas, la confirmación de los invitados y las valijas para la luna de miel.