buscar parejas
 
 
 
 

Ver también :

Versos lindos

 

 
 

Distintos tipos de versos

 

¿Qué quieres que haga?

Me gusta provocar. Adoro este suplicio.
¿Qué quieres que haga?
¿Buscarme un protector?
¿O un amo tal vez?
¿Y como hiedra oscura que sube la pared,
medrando sibilina, y con adulación?
¿Cambiar de camisa para obtener posición?
¡No gracias!
¿Dedicar si diera el caso,
versos a los banqueros?
¿Convertirme en payaso?
¿Adular con vileza los cuernos de un cabestro,
por temor a que me lance algún gesto siniestro?
¡No gracias!
versos-y-frases-de-amor-poesia¿Desayunar cada día un sapo?
¿Tener el vientre panzón,
un papo que me llegue a las rodillas,
con dolencias pestilentes de tanto hacer reverencias?
¡No gracias!
¿Adular el talento de los canelos?
¿Vivir atemorizado por infames libelos?
¿Y Repetir sin tregua: "... ¡Señores soy un loro,
quiero ver escrito mi nombre en letras de oro!..."?
¡No gracias! ¿Sentir terror a los anatemas?
¿Preferir las calumnias a los poemas?
¿Coleccionar medallas? ¿Urdir falacias?
¡No gracias! ¡¡No gracias!!
Pero cantar, soñar, reír, vivir, estar sólo...
Ser libre, tener el ojo avizor, la voz que vibre.
Ponerme por sombrero el universo,
por un si o por un no. Batirme por un beso,
despreciar con valor la gloria y la fortuna,
viajar con la imaginación a la luna.
Solo al que vale reconocer los méritos,
no pagar jamás por favores pretéritos.
Renunciar para siempre a cadenas y protocolo.
Posiblemente no volar muy alto... pero sólo.

Anónimo

Necesito de ti

Van pasando los días y no puedo evitar mi tristeza
¿Dónde estas? ¿Qué te hice? ¿Por qué te escondes?
Son tantas preguntas que me hago.
Es tanta confusión, vivir en un sin saber
en medio de las tinieblas,
que cada vez se hacen más espesa,
haciendo mi camino más inseguro.
Y ahora no sé que hacer...
Me digo a mi misma, ¡debo parar!
No puedo seguir entre esas tinieblas.
Necesito de ti... ¡Dame tu mano!
No me abandones ahora,
porque sin ti mi vida esta vacía ...
Ahora me vuelvo a mirar en el espejo,
y ¿qué veo? muchos reproches...
Mucha rabia... todo hacia mi persona...
Y tantas cosas que no puedo definir.
Me culpo una y mil veces de mi proceder.
Del daño que quizás te hice,
de lo que soy, de lo que represento,
de mi forma de ser y actuar.
Ahora me quedo con mis recuerdos,
ahí donde me dejaste, ahí te esperaré
¡Atesoraré cada frase tuya!
Aún recuerdo cuando me dijiste...
eres como una flor que empieza a florecer,
ahora veo las primeras hojas lleno savia...
dirigiéndose en dirección del sol
y solo se puede ver una pequeña parte de tu belleza,
solo se puede adivinar tu dulce olor...
Poco a poco estás quitando las capas
y se puede ver tu fuerza y tu color y quiero cuidarte y mimarte,
para que crezcas fuerte y grande porque lo eres...
Solo tienes que creértelo,
tu nunca crees en ti misma y eso cambiara...

Anónimo

La noche y tú

La noche se refleja en tu pelo,
tan negro como azabache,
el que me causa desvelo.
Ese pelo recio y largo con ese cutis de oro,
que te hace una diosa de bronce,
y te bendice con la lava de mis fuegos.
Hoy llevo impregnada tu esencia
y pinto tu nombre en un lienzo.
Anoche yo ondee en el deseo
y en tus muslos colme mi paciencia,
y pinte tu nombre en un lienzo.
Y puse una flor en tu pelo,
bebí en los surcos de tu boca
y sentí que llegaba hasta el cielo.
Sentí volar mis deseos,
ante una venus de plata,
de graciosos contoneos.
La que soñaba en mis sueños,
como una flor en primavera,
que brota en medio del fuego,
como una verdad sincera.
Aquella flor eras tú, y el ruiseñor
de la noche canta al compás de la sombra,
como si fueran quejidos que
descerrajan entre fuegos y escalofríos.
Porque tu amor es el mío, mi corazón es tu alcoba,
donde reposan tus sueños y los olvidos perdonan.

Anónimo

Cuando yo me vaya

Cuando yo me vaya, no quiero que llores,
quédate en silencio sin decir palabras,
y vive recuerdos, reconforta el alma.
Cuando yo me duerma, respeta mi sueño
por algo me duermo, por algo me he ido.
Si sientes mi ausencia, no pronuncies nada,
y casi en el aire con paso muy fino.
Búscame en mi casa, búscame en mis cartas.
Entre los papeles que he escrito apurado.
Ponte mis camisas, mis sweaters, mi saco,
y puedes usar todos mis zapatos.
Te presto mi cuarto, mi almohada, mi cama,
cuando haga frío, ponte mis bufandas.
Te puedes comer todo el chocolate
y beberte el vino que dejé guardado.
Escucha ese tema que a mí me gustaba,
usa mi perfume y riega mis plantas.
Si tapan mi cuerpo no me tengas lástima,
corre hacia el espacio, libera tu alma.
Palpa la poesía, la música, el canto
y deja que el viento juegue con tu cara,
besa bien la tierra, toma toda el agua,
y aprende el idioma vivo de los pájaros.
Si me extrañas mucho, disimula el acto.
Búscame en los niños, el café, la radio,
y en el sitio ése donde me ocultaba.
No pronuncies nunca la palabra muerte.
A veces es más triste vivir olvidado,
que morir mil veces y ser recordado.

Anónimo

Lo siento

tipos-de-versos-amorHoy me arriesgué a darme un tiempo para pensarte,
me arriesgué porque al recoradarte
corro el riesgo de volver amarte.
No deseo volver amarte,
deseo por siempre olvidarte,
solo quiero una vez más besarte,
para así mis labios puedan ya rechazarte,
al irte pensé haberte perdido por siempre
pero al saber que tú aún me amas,
siento hervir de nuevo esa llama
que con una mirada en el pasado lograbas.
Mi amor siento haberte alguna vez herido,
tal vez en ese tiempo no medía las consecuencias
te engañe sin importar que lo que hacía,
se había convertido en una gran delincuencia.

Anónimo

¿Eres escritor de poemas? Envíanos el tuyo aquí

 

» HOME

© www.encontrartupareja.com - Todos los Artículos se hallan debidamente registrados bajo derechos de autor